Crisillyir

Crisillyir está gobernada por los jerarcas del Clero, la religión que liberó la nación de la tiranía de los demonios hace un milenio. Hoy, Crisillyir es una tierra rica, de abundantes campos y cofres llenos de oro colonial. Siglos de rituales divinos han transformado sus grandes ciudades en faros de de iluminación y de investigacion mágica, aunque esta prosperidad parece atraer la atención de amenazas sobrenaturales.

Elaborados acueductos proveen agua proveniente de los nevados picos de las Montañas Enfantes a toda la nación; se dice que cada columna de los acueductos está grabada con relieves del libro sagrado del Clero, manteniendo a raya el antiguo mal que todavía acecha la tierra.

En Crisillyir, el poder de la iglesia es supremo, pero no incuestionable. Mientras los grandes Invocadores conjuran espectros torturados de la Puerta Sombría para asustar a su rebaño y mantenerlos piadosos, estudiosos arcanistas debaten concepciones del cosmos que no comparten el dogma de la iglesia. Ricos mercaderes practican de boquilla la fe, venden armas y componentes de hechizos a altos elfos asesinos, y luego pagan por su absolución. Y a pesar de que la inquisitiva geneu credetos, cubietos en sus mantos de oro, están encargados de proteger a la nación de imfluencias impuras, feéricas, y no-muertas, algunas organizaciones criminales consiguen meter mercancías de contrabando y usan resurrecciones para extorsionar hasta a los mismos muertos.

Crisillyir

Zeitgeist istalon